MOSCU - -


Un comandante rebelde en el este de Ucrania dio una versión extraña de lo ocurrido al avión de Malaysia Airlines e insinuó que muchas de las víctimas posiblemente ya estaban muertas antes de que despegara el avión.
 
La página de internet Russkaya Vesna, que simpatiza con los insurgentes prorrusos, citó a Igor Guirkin diciendo que gente que acudió al lugar donde cayó el avión le dijo que "varios de los cadáveres no estaban frescos", que les habían drenado la sangre y olían a descomposición.

El Boeing 777 de Malaysia Airlines fue derribado el jueves y murieron las 298 personas que iban a bordo. El avión volaba a 10.000 metros sobre un área donde las fuerzas ucranianas han estado combatiendo a los rebeldes separatistas. Ambos bandos se acusan mutuamente de derribar la nave.
 
Autoridades de inteligencia de Estados Unidos han dicho que un misil derribó al avión, y la embajadora ante la ONU Samantha Power dijo el viernes al Consejo de Seguridad que probablemente el misil fue disparado desde un área controlada por los rebeldes cerca de la frontera rusa.
 
Guirkin, conocido también como Strelkov y quien al parecer es un exagente de inteligencia militar de Rusia, dijo que no pudo confirmar la información que le dieron. Sin embargo, seguramente esto intensificará  las emociones que rodean al incidente, ya que los rebeldes están siendo señalados como responsables.
 
El comandante pro ruso dijo que las "autoridades ucranianas son capaces de cualquier vileza".
 
Agregó que una gran cantidad de suero sanguíneo y medicamentos fueron encontrados entre los restos del avión.