RANCHO MIRAGE, Calif. -

Tras las rejas se encuentra un sujeto que ayer en la mañana  se robó un auto propiedad de Palm Springs Motors durante una prueba de manejo.

Carlos Contreras residente de Coachella y el vendedor que lo atendía Jimmy Irizarry realizaban la prueba cuando Contreras le dijo que la cajuela del coche estaba abierta, Irizarry bajó para cerrarla y Contreras arrancó el vehículo.

El incidente fue reportado a la policía inmediatamente quienes localizaron el coche, cuando Contreras se percató atravesó varias ciudades del Valle de Coachella a 100 mph, la persecución terminó en el área de la Avenida 42 y Jefferson Street en Bermuda Dunes donde Contreras chocó el vehículo, bajó del mismo y huyó corriendo, en pocos minutos fue atrapado y arrestado.

Scott Simmers, gerente general de Palm Springs Motors dijo que últimamente  se ha vuelto muy común esta práctica de llegar a un concesionario, pedir ver un auto y cuando el vendedor baja del mismo el ladrón arranca.

También dijo que se están tomando precauciones como que el vendedor nunca salga sin un teléfono y que tome foto de la licencia de manejar de la persona.