PALM DESERT, Calif. -

La ciudad de Coachella le retiró la licencia de operar un carrito de venta de helados y golosinas a un hombre después de que fuera arrestado por ser señalado por mostrar sus genitales a niñas que le compraron golosinas en Coachella en dos incidentes por separado.

Padres de familia están preocupados de que esto esté sucediendo en su comunidad.

La mayoría de las ciudades del Valle de Coachella requieren que un operador de dichos carritos sea sometido a revisión de huellas dactilares y de historial criminal.

El sospechoso fue dejado en libertad después de pagar una fianza de $2500.

Si Usted sabe de más víctimas de abuso infantil repórtelo de inmediato a la policía.