WASHINGTON - -


La Comisión Judicial del Senado continuó el lunes rechazando enmiendas que hubieran debilitado la esencia del proyecto de reforma migratoria, mientras que aprobó modificaciones menores, como controlar la salida de extranjeros con un sistema de datos biométricos en los 30 principales aeropuertos del país.
 
Durante una sesión que se prolongó 10 horas, la comisión rechazó una enmienda que permitía los créditos fiscales solamente a contribuyentes que sean ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, y una que buscaba impedir que las personas en situación migratoria irregular que fueran declarados culpables de violencia doméstica o de conducir ebrios obtuvieran un estatus legal provisional.
 
También fue rechazada una propuesta para que todos los inmigrantes sin documentos que soliciten el estatus legal provisional informen cuáles números de Seguridad Social emplearon para obtener empleo.
 
La comisión se dispone a trabajar intensamente para aprobar el proyecto de ley antes del fin de semana largo por el Día de los Caídos en Combate, que el gobierno federal estadounidense conmemora cada último lunes de mayo y representa el comienzo no oficial de la temporada veraniega.
 
El comité, que al finalizar su sesión del lunes había aprobado 95 de las 300 enmiendas presentadas, planea remitir el proyecto de ley al pleno del Senado en junio.