INDIO, Calif. -

Unos 1,300 estudiantes de la preparatoria de Indio tuvieron que retornar de sus vacaciones para saber el resultado de los exámenes de tuberculosis, al que fueron sometidos el viernes pasado. Los resultados se mantuvieron dentro del margen esperado por las autoridades de salubridad y escolares.

El lunes, enfermeras evaluaron 1,332 exámenes que fueron suministrados el viernes durante 4 horas.  Pese a que 126 estudiantes  dieron positivo al estar expuestos a la enfermedad, expertos en la materia enfatizaron que dichos resultados no significa que estos alumnos sean portadores de la tuberculosis activa.  Los estudiantes implicados  estan siendo examinados con rayos X.

El portavoz del departamento de salubridad del condado  dijo: "podemos esperar  un resultado positvo de no más del 10 al 15%.  Y daremos seguimiento a aquellos que dieron positivo al estar expuestos a dicha enfermedad pulmunar". Padres de familia que no puedan pagar los examenes adicionales padrán solicitar ayuda a la línea del Centro para el Control y  Prevención de Enfermedades del condado de Riveside al (951) 358-5107.


El primer caso de tuberculosis se detecto en un estudiante el pasado noviembre, posteriomente autoridades escolares y del condado de Riverside ordenaron que todos los estudiantes y personal docente se examinaran, como medida de precaución.

Según la Organización Mundial de la Salud:

La tuberculosis es una enfermedad pulmonar contagiosa que se trasmite por el aire. Cuando las personas enfermas de tuberculosis tosen, estornudan, hablan o escupen, lanzan al aire microorganismos, conocidos como bacilos de la tuberculosis. Basta con inhalar unos pocos bacilos para resultar infectado. No obstante, no todas las personas infectadas con bacilos de la tuberculosis enferman. El sistema inmunitario mata los bacilos de la tuberculosis, o bien los "aísla", pudiendo éstos mantenerse en estado latente durante años. Si el sistema inmunitario no logra controlar la infección por los bacilos de la tuberculosis, éstos se multiplican, produciendo la forma activa de la enfermedad y dañando al organismo. Si no recibe tratamiento, cada persona con tuberculosis infecciosa transmitirá los microorganismos patógenos a unas 10 a 15 personas cada año.