WASHINGTON- -


Docenas de personas se concentraron el miércoles frente a la Casa Blanca para solicitar al presidente Barack Obama que suspenda inmediatamente las deportaciones de inmigrantes sin papeles.
 
Inmigrantes y activistas procedentes de diferentes estados entonaron cantos y consignas mientras bailaban alrededor de coloridas pancartas gigantes sobre el pavimento, que rezaban "Reforma Migratoria Ahora" y "Ni Uno Más. Alto a las Deportaciones".
 
Otra mostraba un retrato del presidente Barack Obama junto a la leyenda en inglés "Comandante de las Deportaciones".
 
La Red Nacional de Jornaleros (NDLON por sus siglas en inglés) convocó esta semana en la capital estadounidense a decenas de inmigrantes en procesos de deportación procedentes de siete estados para que intercambien estrategias sobre defensa legal y organización de eventos.
 
El grupo también ha criticado severamente a la cantidad de deportaciones ejecutadas durante el gobierno de Obama.
 
Desde 2008 y hasta 2012, las deportaciones anuales ascendieron hasta ubicarse levemente por debajo de las 400.000 anuales, comparado con las 200.000 registradas en 2007, la cifra más alta durante los dos periodos del presidente republicano George W. Bush.
 
La Casa Blanca lanzó el año pasado un programa -conocido por sus siglas en inglés DACA- para suspender las deportaciones de algunos inmigrantes menores de 30 años traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.
 
Las perspectivas de que el Congreso apruebe una reforma migratoria son inciertas debido a que la mayoría republicana en la cámara baja se opone al elemento central del proyecto de ley aprobado el mes pasado por el Senado: brindar a 11 millones de inmigrantes sin papeles la opción de la naturalización.