Una nueva ordenanza para residentes del condado de Riverside entrara en vigor el próximo mes.

Está aplica a dueños de  de perros de la raza  Pit Bulls, quienes ahora tendrán que castrar o estirilizar a sus mascotas.

Sin embargos los dueños de esta clase de animales dicen que esto en vez de ayudar podria ser contraproducente ya que el costo de castración o esterelización es muy cara.

Por ende los dueños de esta clase de caninos no tendran los medios  para realizar el proceso y optaran por dejarlos libres en la calles, la ordenanza  aplica para los residentes de Bermuda Dunes, Thousan Palm entre otros entidades no incorporadas del condado de Riverside.

Cabe mencionar que animal samaritan ofrece estos servicios por un costo de 55 dólares.


Las últimas estadísticas que se han dado a conocer de ataques mortales por perros
vemos como hay razas especialmente señaladas.


El 60% son muertes provocadas por Pit Bulls y el 13% son Rottweilers. Ya por debajo de esas cifras se barajan diversas razas como el Husky, Boxer, Mastiffs, etc.