DESERT HOT SPRINGS, Calif. -

Ayer a las 8:00 a.m. una pequeña de 10 años en compañía de su madre esperaba la llegada de su autobús escolar en la parada respectiva en la esquina de 7th Street y West Drive en Desert Hot Springs cuando se le acercó un perro husky de dos años de edad y la mordió en el rostro una o dos veces, al parecer la pequeña estaba familiarizada con el canino porque antes del ataque ella lo acariciaba.

De inmediato la mama de la pequeña se la llevó al Desert Regional Medical Center de Palm Springs para que fuera atendida, aunque no han revelado su estado actual de salud, testigos de los hechos comentaron que sangraba de la cara.

De inmediato personal del Departamento de Control Animal del Condado de Riverside acudieron al lugar y encontraron a el perro llamado Ollie en el patio de la casa donde vive su dueño, los oficiales tomaron en custodia al canino y lo pusieron en cuarentena por 10 días.

Vecinos del área comentaron que Ollie, sus nueve cachorritos y la madre fueron abandonados por su antiguo dueño hace un año y el actual dueño se hizo cargo de el, el departamento informó que cuando una persona conserva un perro por un mes se convierte en su dueño.

Los oficiales quieren que los dueños de mascotas sepan que las heridas que sufrió esta pequeña pudieron prevenirse y que son responsables de lo sucedido, también comentaron que un animal no debe de estar suelto en las calles sin correa o sin la supervisión de su dueño.

Después de la cuarentena de 10 días se decidirá la suerte de Ollie.