WASHINGTON - -


Poco más de una semana después que millones de personas recibieron la notificación de la cancelación de sus pólizas de seguro médico, legisladores de ambos partidos presionan a favor de una ley que pudiera redimir la promesa del presidente Barack Obama de que cualquier persona podía quedarse con su seguro bajo la nueva y controversial ley de salud.
 
El resultado es un nuevo y serio reto para la Casa Blanca en momentos que batalla por solucionar los problemas que han abrumado el portal de internet del gobierno dedicado a la inscripción en el nuevo plan de servicios médicos, a la vez que tiene que vérselas con personas enfurecidas que, con razón o no, culpan al "Obamacare" por las cartas de cancelación enviadas por las aseguradoras.
 
Funcionarios demócratas dijeron que altos asistentes del gobierno pudieron ver de cerca la controversia dela cancelación la semana pasada, cuando el senador Joe Donnelly, demócrata por Indiana, dijo en una reunión a puertas cerradas de la base del partido que su hijo había recibido una carta notificándole la eliminación de su cobertura médica.
 
En respuesta, esos funcionarios dijeron que el jefe de despacho de la Casa Blanca, Denis McDonough, hizo referencia a un discurso de Obama la semana pasada en que dijo que algunos de los que perdían la cobertura podían cumplir los requisitos para inscribirse en el Medicaid, otros recibirían un subsidio federal para cobertura individual y otros tendrían la opción de inscribirse en los llamados mercados de seguro médico, que la ley creó para ese propósito. La oficina de Donnelly declinó varias solicitudes de comentario. Y los funcionarios que describieron el incidente lo hicieron bajo condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a discutir en público la reunión privada.
 
En la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, funcionarios dicen que es posible llevar el tema a votación tan pronto como la semana próxima como parte de un proyecto de ley para permitir que las aseguradoras signa vendiendo pólizas individuales que estaban en vigor el 1 de enero de 2013, aunque ofrezcan cobertura considerada insuficiente bajo el Obamacare.
"Esta ley es para ofrecer a la población la tranquilidad de que pueden mantener su cobertura si así lo desean".

La Casa Blanca declinó comentar sobre los dos proyectos de ley.