Fresno, CALIF- -


Mientras una severa tormenta de nieve y frío azota el este de Estados Unidos, California sufre una de las peor sequía que en décadas y eso está afectando a cientos de miles de personas.

El Presidente de Barack Obama, visita hoy viernes la ciudad de Fresno, para hablar sobre los esfuerzos que realiza su gobierno para ayudar a los agricultores y a otros sectores afectados por la situación.

La situación es tan grave que lo que más preocupa en estos momentos a las autoridades son las miles de hectáreas de campos agrícolas, que dependen del 80 por ciento del agua en California.

Albert Straus, dueño de una ganadería en el norte de California, es uno de los afectados y dice que este es el peor año que ha visto. Asegura que tradicionalmente durante esta epoca del año los cerros estarían cubiertos de pasto verde y frondosos arboles, pero dice que este año es otra historia.

Según los agricultores ante este problema todos sentirán el impacto económico, porque aumentaran los precios de los alimentos, afectando no solo al consumidor sino también a los comerciantes y distribuidores.

La situación es tan grave, especialmente en el Valle de San Joaquín, que el mes pasado el gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia, y pidió a la población que conserve agua antes de que se agrave la situación.

Según las autoridade estatales, 27 de los 58 condados de California, se han visto afectados por la sequía y 40 mil residentes de 17 zonas rurales del estado corren el riesgo de quedarse sin agua por la falta de lluvia.