WASHINGTON - -

Presionada para ser más franca con el Congreso, la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, afirmó el miércoles que el portal fallido del seguro de salud necesitaba un par de centenares de ajustes antes de salir al aire hace más de un mes y admitió que todavía le faltan reparaciones.
 
Pero simultáneamente rechazó toda sugerencia de que el sistema sea retirado hasta quedar completamente arreglado.
 
El senador demócrata Max Baucus, presidente del panel, dijo que Sebelius debe ser "totalmente franca" ante el Congreso sobre los ajustes necesarios "para que no nos levantemos a fines de noviembre y descubramos que todavía no estamos allí". La fecha alude al objetivo que se fijó el gobierno para completar las reparaciones.
 
El senador Orrin Hatch, el republicano de mayor rango en el panel, fue más enérgico.
 
"Aunque me complace que usted acepte responsabilidad por este desastroso proceso, habría preferido que usted y el resto del gobierno hubieran sido sinceros con nosotros, para empezar", afirmó.
 
Y el senador Pat Roberts, que enfrenta a un desafiante apoyado por el Tea Party en 2014, fue todavía más categórico: "Usted ha dicho que el pueblo estadounidense debería responsabilizarla, y es por eso que hoy reitero mi pedido de que renuncie".
 
Sebelius, exgobernadora del estado que representa Roberts, escuchó impasible.
 
Pese a los problemas del portal, Sebelius aseguró que ha mejorado notablemente desde que el gobierno empezó los arreglos. Haciéndose eco del testimonio del lunes de otro funcionario del gobierno ante otra comisión, dijo que ahora es capaz de procesar casi 17.000 registros por hora, prácticamente sin errores.
 
Dijo que una lista elaborada por Jeff Zients, a quien se le encomendó supervisar las reparaciones, contenía "un par de cientos de ajustes que han sido identificados y están en situación prioritaria".
 
Un demócrata, el senador Bill Nelson, instó a Sebelius a asegurarse de que los contratistas que elaboraron el portal sean responsabilizados por sus fallas. "Quiero que les  haga pagar por no ser responsables y no producir un producto del que todos nos podamos sentir orgullosos", afirmó.
 
Los republicanos se concentraron en cuestiones de seguridad, costo y cancelaciones en vez del portal, que Hatch supuso que sería arreglado.