WASHINGTON - -

 El Senado rechazó el miércoles dos enmiendas republicanas al proyecto de ley integral de reforma migratoria que buscaban aumentar los requisitos de seguridad fronteriza, mientras que una importante comisión de la cámara de representantes se disponía a votar su segundo proyecto sobre migración.
 
La propuesta del republicano por Kentucky Rand Paul, derrotada 61-37, condicionaba la reforma migratoria a una votación del Congreso sobre si la frontera estadounidense es segura y estipulaba que la legalización de los inmigrantes sin papeles comenzara solamente después de que se hubiera construido una cerca fronteriza en 2018.
 
Una propuesta similar presentada por el republicano Mike Lee de Utah, para que el Congreso certifique cómo el gobierno federal implementa las estrategias de seguridad fronteriza, fue derrotada 39-59.
 
El Senado ha votado 10 de las 163 enmiendas presentadas hasta el momento.
 
Los votos ocurrieron en el pleno mientras un grupo bipartidista negociaba una enmienda que satisfaga las expectativas republicanas de incrementar la seguridad fronteriza y aplaque los temores demócratas de ofrecer a los inmigrantes sin papeles un mecanismo accesible para su naturalización.

Los 25 legisladores demócratas hispanos tenían previsto reunirse la tarde del miércoles con el presidente de la cámara baja, el republicano por Ohio John Boehner, a quien le pedirán que apoye un proyecto de ley integral elaborado por un grupo bipartidista de siete legisladores y que no exija el apoyo mayoritario de la bancada republicana para aprobar la reforma migratoria, tal como Boehner anunció la víspera que planea hacer.
 
El presidente Barack Obama ha reiterado su expectativa de que el Congreso apruebe la reforma migratoria antes de su receso veraniego previsto el 2 de agosto.