RIVERSIDE, Calif. -

Hace una semana el Condado de Riverside convirtió en ley la esterilización de perros Pit bull mayores de cuatro meses de edad en las áreas no incorporadas del condado.

El objetivo es que la población canina de esta raza no esté en las calles y que no crezca.

Los dueños de dichas mascotas dicen que la medida podría resultar contraproducente ya que entre más grande y pesado esté el animal, la esterilización es más costosa y podría ser que algunas personas no las puedan pagar y en consecuencia, los pit bulls podrían terminar en los albergues.

Por ello mismo Animal Samaritans ha reducido sus precio, con el fin de ayudar a las personas que podrán pagar el precio total.

Cabe mencionar que esta medida nació de el gran número de ataques que se han suscitado en el condado, como el de un pequeño de dos años que fue atacado por dos pit bulls mascotas de su casa que le devoraron la cara hasta matarlo.