WASHINGTON - -


El titular de la Cámara de Representantes John Boehner intensificó el jueves sus críticas a su correligionario republicano Steve King por su comentario de que muchos inmigrantes en situación ilegal en Estados Unidos transportan drogas y calificó sus declaraciones de "profundamente ofensivas y equivocadas".
 
Boehner ya había emitido una declaración escrita esta semana condenando el comentario de King, pero en su conferencia de prensa semanal aumentó sus críticas aun antes de que se lo preguntaran. Mencionó específicamente a King, poniendo de manifiesto la preocupación entre los líderes republicanos que los comentarios insultantes de la derecha puedan afectar la imagen del partido mientras los legisladores tratan de hallar una solución a la situación inmigratoria.
 
"Quiero ser claro. Este debate no da lugar para comentarios de odio o ignorantes de funcionarios elegidos", afirmó Boehner.
 
"Lo que dijo no refleja los valores del pueblo estadounidense o del Partido Republicano", agregó, "y todos nosotros necesitamos hacer nuestro trabajo de un modo constructivo, abierto y respetuoso".
 
Varias horas después de que habló Boehner, King lo hizo en el pleno de la Cámara de Representantes para defender sus declaraciones y ampliarlas, aunque no mencionó directamente las críticas de Boehner.
 
"Hay mucha, mucha gente joven que atraviesa la frontera ilegalmente que está contrabandeando drogas a Estados Unidos", señaló King, y agregó que "ninguna nación como los Estados Unidos de América puede continuar creciendo y siendo una nación fuerte si vamos a juzgar a la gente porque no está de acuerdo con nuestra agenda en lugar hacerlo por el contenido de sus aseveraciones".
 
King, republicano de Iowa, dijo la semana pasada a un cibersitio noticioso conservador con respecto a los inmigrantes traídos ilegalmente a Estados Unidos de niños, que "por cada estudiante que es el mejor de su promoción, hay otros 100 por ahí que pesan 130 libras (60 kilogramos) y que tienen pantorrillas del tamaño de melones debido a que transportan 75 libras (35 kilos) de marihuana por el desierto".
 
El comentario empezó a circular a gran escala el martes y provocó las condenas de Boehner, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes Eric Cantor, otros republicanos y numerosos demócratas, incluso el secretario de la Casa Blanca Jay Carney.