QUITO, Ecuador- -

hristian Benítez padecía de un fallo cardíaco congénito que provocó el infarto que le costó la vida hace cuatro días en Catar, dijeron el viernes dirigentes de la federación ecuatoriana de fútbol, tras la llegada a Quito de los restos mortales del destacado goleador.
 
El médico de la selección ecuatoriana, Patricio Maldonado,  explicó que en la madrugada del viernes se realizó una segunda autopsia al cuerpo de Benítez, que duró dos horas y media,  que reveló que "el cadáver presentaba signos de una muerte súbita" derivada de problemas congénitos y arteriales.
 
Maldonado señaló que estos problemas "no se pueden detectar ni con exámenes muy sofisticados. Quiero recordarles que 'Chucho' Benítez ha pasado por muchos clubes, en los cuales han sido fundamentales los chequeos médicos...  pero este problema no se detecta sino post mortem".
 
"La ciencia médica no alcanza a cubrir el 100%, y nos quedamos nosotros con cosas dolorosas como esta", agregó.
 
El presidente de la federación ecuatoriana de fútbol, Luis Chiriboga, poco antes había manifestado que Benítez "tenía una dolencia en la arteria coronaria, que sólo se podía descubrir después de muerto, con la autopsia".
 
El delantero de 27 años falleció el lunes de un paro cardiorrespiratorio en Catar, donde jugaba con el club El Jaish.
 
La primera autopsia se realizó en Catar y confirmó que la muerte fue por un infarto. Chiriboga dijo que el cuerpo fue enviado completo a Ecuador, lo que permitió realizar la segunda autopsia.