PALM DESERT, Calif. -

La policía de Palm Desert llevó a cabo un retén de sobriedad de las 7:00 p.m. del sábado a las 3:00 a.m. de ayer domingo con el fin de mantener fuera de las calles a conductores ebrios o que manejan sin licencia o con licencia suspendida.

Cuatro choferes fueron arrestados por manejar bajo la influencia de alcohol o drogas, uno de ellos tenía orden de arresto por anteriormente conducir ebrio.

Nueve más fueron arrestados por manejar sin licencia o con licencia suspendida, cinco coches fueron remolcados por una grúa y llevados al corralón.

El punto de inspección se ubicó sobre Hwy 111 y Plaza Way.

El Departamento de Policía de Palm Desert anunció que los días 8 y 14 de Junio realizarán otros retenes de sobriedad.

Dichos retenes son pagados por fondos otorgados por la Oficina de Tráfico y Seguridad de California.