WASHINGTON- -


Una decena de activistas se encadenaron el miércoles a la verja que rodea la Casa Blanca para exigir la suspensión inmediata de las deportaciones de inmigrantes sin papeles que residen en Estados Unidos.
 
Los activistas gritaban en inglés y español consignas como "No más deportaciones" y "Obama detenga las deportaciones", antes de ser retirados por el servicio secreto.
 
El presidente Barack Obama dijo la víspera en una entrevista con la cadena Telemundo que no suspendería las deportaciones de menores de 30 años que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos durante su niñez.
 
"Si comenzamos a expandir eso, entonces esencialmente, yo estaría haciendo caso omiso de la ley en una manera que sería muy difícil de defender con argumentos legales. Así que eso no es una opción", dijo Obama.
 
Benjamín Itehua, mexicano de 24 años y activista de Alabama, dijo que "si el presidente no para las deportaciones las pararemos nosotros mismos".
 
"Detendremos los autobuses del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos) cuando salgan llenos de inmigrantes para deportarlos. Vivimos con miedo de salir a la calle", agregó Itehua.