CATHEDRAL CITY -

Ayer jueves un niño de 8 años llevó una pistola a la escuela Agua Caliente Elementary, uno de los maestros vio cuando se la enseñaba a un grupo de compañeros, de inmediato se la quitó y lo reportó a las autoridades escolares.

El arma es propiedad del tío del menor, Ricardo Olivera de 24 años, residente de Cathedral City quien de inmediato fue arrestados por la policía.

Olivera enfrenta varios cargos, entre ellos poner en peligro la integridad de un menor de edad al no guardar la pistola apropiadamente.

La administración del Palm Springs Unified School District envió un a carta a los padres de familia de todos los estudiantes notificando del incidente en el que nadie estuvo en peligro ya que el arma no estaba cargada.

Las autoridades recuerdan y alertan a las personas que poseen una pistola, la importancia de guardarla en un lugar que no sea accesible para los menores ó personas que no sepan utilizarlas.