THOUSANDS PALMS, Calif. -

La fábrica que cerró sus puertas en esa ciudad sin liquidar a docenas de empleados culpa a una organización local de sus problemas financieros.

Liat Tala, propietaria de Tala Interprise asegura que "los problemas comenzaron al "no" recibir fondos que le habrían  prometido  de un subsidio proporcionado por  Desert Alliance for Community Empowerment  del Valle de Coachella.. 

Por su parte, el director ejecutivo de dicha organización, Jeff Hays dijo que  "acordaron en solicitar el subsidio, pero que no era garantizado por el procedimiento competitivo para obtenerlo".

Desert Alliance for Community Empowerment provee a residentes y sus comunidades la oportunidad de adquirir un estilo de vida de calidad.