MARICOPA, Ariz. -

El Sheriff Joe Arpaio subió hoy al banquillo de los acusados para enfrentar acusaciones de que sus redadas de inmigración han estado basadas en un perfil racial contra los hispanos.

Abogados que dicen que el alguacil del Condado de Maricopa se centró desproporcionalmente en los hispanos al lanzar operaciones basado en mensajes electrónicos y cartas que no hablan de delitos, sino se quejan simplemente de que personas de piel oscura están congregándose en un área específica o hablando español.

Arpaio ha negado las acusaciones de etiquetamiento racial.