PALM SPRINGS, Calif. -

Una nueva bomba casera fue encontrada el pasado sábado en una área norte de esta ciudad. Es la numero seis después de que un senor de 91 años hallara la primera el 8 de mayo, en las afueras del Departamento de Policía de Palm Springs.

Oficiales de esa institución desactivaron hasta cinco artefactos y cerraron temporalmente calles aledañas.

Agentes federales ahora están siguiendo la investigación y ofrecen una recompensa de hasta $15 000 dólares para quien ofrezca información que conduzca a un arresto.

Este sexto artefacto explosivo fue identificado por un trotador en las afueras de una casa. Al igual que el resto está fabricado de metal o plástico y contiene material explosivo.