LOS ANGELES- -


Respaldados por varias personalidades de la radio y la televisión, más de mil hispanos marcharon el domingo por el centro de Los Angeles para exigir una reforma migratoria integral, al tiempo que una protesta similar en Houston registró poca participación.
 
La manifestación en Los Angeles se llevó a cabo una semana después de que la Legislatura de California aprobara una propuesta de ley para dar licencias de conducir especiales a inmigrantes no autorizados a vivir en Estados Unidos, y una semana antes de una movilización nacional que incluirá manifestaciones, marchas y espectáculos en varios puntos del país.
 
Durante el recorrido por diez cuadras de la calle Broadway, el cual no estuvo tan concurrido como en ocasiones anteriores, inmigrantes sin papeles marcharon bajo un fuerte sol para exigir que se les regularice el estatus migratorio inmediatamente.
 

 
A diferencia de ocasiones anteriores, hubo pocos carteles. Algunos de los que exhibió la gente decían "Por un mundo sin fronteras", "Hay que mantener a las familias unidas" y "Presidente (Barack) Obama pare las deportaciones".

 Por otro lado, activistas que abogan por una reforma que regularice el estatus de unos 11 millones de inmigrantes sin papeles han convocado a una movilización nacional para el próximo sábado.