MONTERREY, México -


Con la develación de un busto de Jenni Rivera, la sorpresiva presencia de su hermano Lupillo Rivera y alrededor de 15.000 personas coreando entre lágrimas sus éxitos, se llevó al cabo el evento "Jenni Vive" en la Arena Monterrey, mismo escenario donde la llamada Diva de la Banda se presentó un año atrás, horas antes de morir en un accidente aéreo.
 
El evento del lunes por la noche, en conmemoración del  primer aniversario del deceso de la cantante, comenzó con una actuación del grupo Moderatto a la que siguieron unas palabras de agradecimiento de los padres, hijos y hermanos de Rivera, con excepción de Lupillo.
 
Los miembros de la familia Rivera subieron al escenario vestidos de azul rey y plateado, según ellos los colores de la paz, la lealtad y el cielo, el azul; y del honor, el plateado.
 
"Yo tengo que ser honesta. Yo no he podido ayudar mucho en este evento porque ha sido muy difícil. Los encargados han sido mi tío Juan, mi tía Rosy, mi tío Gustavo; son los que vienen acá en Monterrey y yo enfrente de ustedes les quisiera dar las gracias a ellos, porque sé que es muy difícil, pero sé que el público de mi mamá se merece esto", expresó Chiquis Rivera, una de las hijas de Jenni, antes de darle la bienvenida a los presentes.
 
Jenicka y Jacky, también hijas de la difunta cantante, interpretaron con Abel el tema "Estás aquí" mientras que los hermanos de la artista, Rosie, Pedro y Juan, pronunciaron un discurso para exaltar las virtudes de la homenajeada.
 
Sin duda el momento más emotivo de la noche fue cuando, a un lado del escenario, apareció el cantante Lupillo Rivera, quien había asegurado que no asistiría al evento por diferencias con su familia en cuanto a la forma en que se manejó el homenaje.
 
Lupillo fue invitado a subir al escenario por la cantante Diana Reyes cuando interpretaba la canción "Mírame", de Jenni Rivera. Tras dudarlo por varios segundos, y motivado por sus sobrinos, finalmente subió al escenario causando júbilo entre los asistentes y su familia.
 
Lupillo dijo que decidió a último momento asistir por el amor hacia sus sobrinos y gracias al ejemplo que le dio su madre en la víspera, cuando acudió a una presentación en la que él cantó en Iturbide Nuevo León, lugar donde su hermana perdió la vida hace un año.
 
"Una señora me puso el ejemplo, una señora se fue a verme a Iturbide, esa señora aguantando el frío, aguantando las curvas, aguantando los mareos. Mamá, ¡por usted estoy aquí!", expresó Lupillo antes de retirarse del escenario.
 
En el evento del lunes también estuvo presente el escultor regiomontano Cuauhtémoc Zamudio, quien hizo entrega de un busto en memoria a la desaparecida diva.
 
Aunque los Rivera no saben si cada año se realizarán homenajes a la cantante, Juan Rivera, hermano de Jenni, dijo que le gustaría que en lo sucesivo se realicen eventos en la residencia de la intérprete en Estados Unidos.
 
"Mi hermana y mis sobrinos, no sé si ellos quieran, la decisión que ellos tomen yo la respetaré. (Pero) yo en lo personal sí quisiera que hubiera 'Jenni Vive' 2014, 2015, 2026, 2032, porque lo que vi, que en la última semana mi hermana (Jenni) estaba en las cadenas de televisión todos los días, me dio mucho gusto y yo quiero honrar a esa mujer y que el legado continuara. Ella se merece eso y más, y si ellos me lo permiten lo vamos hacer en casa de mi hermana en Los Ángeles", aseguro.
 
Entre los artistas y agrupaciones presentes el lunes por la noche estuvieron La Original Banda El Limón, La Leyenda, Maricela, Los Morros del Norte, Tito El Bambino, Luz María, alumna de Jenni Rivera y ganadora del programa "La Voz México"; Los Herederos del Norte y las comediantes Las Lavanderas.
 
A pesar de las bajas temperaturas, desde las cinco de la mañana cientos de seguidores de Jenni Rivera hicieron filas alrededor de la Arena Monterrey. El evento culminó poco después de la una de la mañana.