LOS ANGELES - -



 El gobernador Jerry Brown promulgó el jueves una ley para dar licencias de manejar especial a inmigrantes sin autorización legal para vivir en Estados Unidos, un privilegio que fue cancelado hace 20 años.
 
Activistas y legisladores calificaron la ley de "histórica", mientras que el gobernador demócrata la destacó como un ejemplo para el resto del país y Washington.
 
"Washington escucha: nosotros, el pueblo de California, hemos redefinido lo que es ser americano, lo que significa ser un buen ser humano, persona y familia en nuestras comunidades", dijo Brown durante la ceremonia en las escalinatas del ayuntamiento de Los Angeles.
 
California no es el primer estado que aprueba licencias para inmigrantes que viven en forma no legal, pero es uno de los estados que cuenta con mayor población que entró a Estados Unidos sin autorización. Departamento de Vehículos Motorizados emite anualmente 900.000 licencias y calcula que emitiría 1,4 millones más en tres años de acuerdo con la nueva ley. Utah, Washington y otros 8 estados ya ofrecen o emitirán este beneficio.
 
La ley permitirá que inmigrantes que viven en el país de manera ilegal tomen el examen de manejo y compren seguros, lo cual creará un ambiente más seguro en las carreteras del estado, afirman quienes apoyan la ley.
 
La ley entrará en vigor el 1 de enero del 2015 a menos de que la agencia de vehículos pueda echarla a andar antes.