Asesinados a balazos murieron el presidente municipal de Ayutla y un escolta suyo, confirmaron la noche de este domingo fuentes enteradas del gobierno de Jalisco.

Manuel Gómez Torres era el alcalde de la localidad de la región Sierra Occidental y su cadáver fue encontrado junto con el de su caballerango, identificado como José de Jesús Hernández en la colonia El Rayo de esa municipalidad, según los primeros datos dados a conocer por fuentes cercanas a la investigación.

Gómez Torres había llegado a un predio de su propiedad en compañía de su guardaespaldas, donde los sorprendieron y asesinaron, según datos extraoficiales.

El político panista se convirtió en el primer alcalde asesinado durante la actual administración del gobierno estatal.

Como antecedente de este asesinato, el 25 de junio ocurrió el homicidio del subdirector de la Policía municipal, Juan Ramón Ramírez, cuyo cadáver fue localizado en unas canchas de futbol de una unidad deportiva junto a la carretera a Barra de Navidad. Tenía dos heridas por proyectil de arma de fuego, una en la espalda y otra en el glúteo, según datos de la Fiscalía General.

El anterior director de la Policía municipal renunció a raíz de este crimen y el actual titular de la dependencia tenía apenas un mes de haber asumido el cargo, tiempo durante el cual no habían recibido amenazas, según fuentes cercanas al funcionario.

A pesar del arranque de la Fuerza Única Regional, el municipio de Ayutla es uno de los que no habían firmado el convenio para integrarse a este modelo policial de coordinación estatal para la vigilancia de cada una de las 19 regiones de Jalisco y la ciudad de Guadalajara.

Hasta ayer, las instancias municipales encargadas de la seguridad pública no habían accedido a revelar información acerca de las circunstancias en que ocurrió el homicidio del alcalde y agentes investigadores de la Fiscalía habían iniciado las indagatorias en el lugar donde se encontró a Gómez Torres y su acompañante.

Ayutla es uno de los municipios de la región Sierra Occidental del estado, que en los últimos meses ha tenido un incremento en la presencia de grupos delincuenciales, sobre todo dedicados al comercio ilegal de gasolina. En este contexto fue que ocurrió un enfrentamiento con soldados en que cuatro militares murieron en el municipio vecino de Guachinango el 12 de mayo pasado.

También en la aledaña región Valles ha habido enfrentamientos armados y capturas de personas vinculadas a grupos delincuenciales dedicados a ilícitos de venta de droga y de combustible.