Thousand Palms, CALIF- -



El primer retiro afecta a 88,000 automóviles incluyendo el Ford Taurus Ford Flex , Lincoln MKS y Lincoln MKT.

Todos fabricados entre el año 2013 y 2015. Ford dice que podría fallar el control de la pompa de gasolina provocando que el motor no arranque o deje de funcionar repentinamente, incrementando de esta manera el riesgo de un choque.

También retirado del mercado están aproximadamente 2,500 Ford Transits fabricados entre 2015 y 2016. Dichos vehículos podrían tener la bomba de combustible defectuosa.

El tercer retiro en cuestión es para 23,000 de sus modelos 2017 Ford Escape Sport Utility. El sistema de calibrado que pertenece a las ventanas debe ser reparado.