MÉXICO - -

 La afición mexicana se rindió a los pies del portero Guillermo Ochoa, artífice el martes del empate sin goles ante Brasil en la Copa del Mundo que hace crecer las esperanzas de que el "Tri" avance a la siguiente ronda del torneo.
 
En la plancha del Zócalo, la principal plaza de la ciudad de México, miles de mexicanos que siguieron en vivo el segundo partido de su selección en tres pantallas gritaron, saltaron y elogiaron al guardameta en cada una de sus cuatro espectaculares atajadas.
 
"¡Portero, portero, portero!", coreaban una y otra vez los miles de aficionados.
 
Para varios, el empate a cero con Brasil se sintió como un triunfo y renueva los ánimos para el tercer encuentro frente a Croacia.
 
México llegó al partido contra Brasil luego de haberse impuesto 1- 0 a Camerún.
 
Y como en ese primer encuentro, cientos de seguidores se trasladaron desde el Zócalo hacia el Angel de la Independencia, un monumento en la zona central donde los mexicanos suelen festejar los triunfos del "Tri".
 
"Qué gran partido. Muy bien jugado miseleccionmx. Hoy México demuestra su grandeza", elogió en su cuenta de Twitter el presidente Enrique Peña Nieto, quien también aplaudió al arquero Ochoa.