QUITO- -


Ecuador  Se elevaron a cuatro los fallecidos por un fuerte sismo ocurrido el martes y que fue seguido de decenas de réplicas, una de las cuales se registró la mañana del miércoles, según informes oficiales.
 
El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, en la red Twitter escribió que "es importante mantener la calma y reportar daños" tras la última réplica el miércoles, de magnitud 3,9 a las 11:23 (16:23 GMT).
 
El Instituto Geofísico informó que van alrededor de 45 réplicas en menos de 24 horas.
 
El ministro del Interior, José Serrano, confirmó en su cuenta Twitter que se confirmaba el fallecimiento de una cuarta persona, un hombre "que se encontraba herido en Hospital Pablo Arturo Suárez, a consecuencia de sismos".
 
Grupos de rescate recuperaron temprano el cuerpo de la tercera víctimas fatal, un hombre sepultado por un deslizamiento de tierra ocasionado por el fuerte sismo de la víspera en la capital ecuatoriana.
 
El sismo de magnitud 5,1 se produjo el martes a las 14.58 (19:58 GMT), con una réplica inmediata de magnitud 4,1, lo que provocó muchos deslizamientos de tierra en varias carreteras circundantes a Quito, y que cientos de personas abandonen precipitadamente edificios altos de la capital.
 
Dos adultos murieron debido a un deslizamiento de tierra en Catequilla, unos 12 kilómetros al norte de Quito, y un niño pereció aplastado por unos bultos de arroz que cayeron tras el movimiento sísmico. Aún quedan por encontrar a tres desaparecidos en la misma zona, en donde se mantienen los grupos de rescate de policía y bomberos.
 
El alcalde Rodas declaró en emergencia a las poblaciones de Pomasqui, Guayllabamba, Calacalí, San Antonio de Pichincha, Puéllaro y Calderón, todas cercanas a la capital, a fin de agilizar la ayuda a los afectados y que los recursos públicos puedan fluir sin pasar por los engorrosos trámites burocráticos.