NUEVA YORK- -

La incidencia de sífilis en Estados Unidos ha alcanzado su nivel más alto desde 1995 y el incremento ha sido fundamentalmente entre los varones, informaron el jueves las autoridades de salud de Estados Unidos.
 
La sífilis sigue siendo menos común en Estados Unidos que otras enfermedades de transmisión sexual, pero ha habido un constante aumento de infecciones entre varones gays y bisexuales, que representan la mayoría de las infecciones recientes.
 
Desde 2005, la incidencia entre los varones casi se ha duplicado, pero es mucho menor entre las mujeres y no ha cambiado mucho.
 
La sífilis es una enfermedad bacteriana potencialmente letal cuyos síntomas incluyen úlceras en los genitales. Era más común antes que hubiera antibióticos en los años 1940, lo que redujo el número de casos anuales a menos de 6.000.
 
El año pasado hubo casi 17.000 casos.