Se les acusa de entrar al negocio O'Reileys Auto Parts a lo largo de la calle Ramon anoche al filo de las nueve para hacer de las suyas.

Al parecer, los tres sujetos cubrían su rostro cuando demandaron dinero del cajero en el negocio sobre la calle Ramon. Uno de los malhechores estaba armado. Por fortuna, nadie fue herido durante el hurto.

Los sospechosos son descritos como de ascendencia hispana de entre 20 años de edad, uno mide 5'7" y los otros dos, 6'1".

Llame a la policía si tiene más información al respecto.